News

¿Cómo impacta la construcción de un centro comercial al precio de tu casa?

El desarrollo de centros comerciales es uno de los segmentos más dinámicos del sector inmobiliario y se prevé que continuará así por los próximos 10 años.

Entre 2014 y 2016, se abrieron 32 centros comerciales en México. MAC Asesores estima que en 2017 se añadirán 54 nuevos centros en todo el país, esto implica un crecimiento de 2.1 millones de metros cuadrados de área bruta rentable, además de 132,245 metros cuadrados por ampliaciones a 9 centros comerciales ya existentes.

El portal inmobiliario Propiedades.com realizó un análisis para saber qué impacto tiene la apertura de un centro comercial en el precio de la vivienda. Revisaron tres desarrollos que abrieron entre 2015 y 2016, y su zona de influencia: Miyana, Oasis Coyoacán y Vía Vallejo.

De las zonas aledañas, la única que no ha presentado crecimiento en el precio de los inmuebles es Nuevo Polanco. Hacia junio de 2015, el precio medio por metro cuadrado de los departamentos nuevos era de 63,746 pesos y en marzo de 2017 se encontraba en 55,912 pesos.

Sin embargo, Anzures y Polanco, que también reciben la influencia de Miyana han tenido un crecimiento sostenido.

El precio medio por metro cuadrado de las casas nuevas en Anzures pasó de 27,944 pesos en junio de 2015 a 33,201 pesos en marzo de 2017, su valor más alto fue en enero de este año, cuando llegó a 38,135 pesos por metro cuadrado.

Mientras que en Polanco, el precio medio por metro cuadrado de los departamentos nuevos en junio de 2015 se encontraba en 78,601 pesos y en marzo de 2017 llegó a 96,894 pesos.

La zona de Coyoacán ha mantenido estables sus precios. El costo por metro cuadrado en junio de 2015 de las casas nuevas era de 35,699 pesos, y en marzo de 2017 se encontraba en 35,385 pesos. En febrero de este año presentó su valor más alto, al situarse en 36,426 pesos.

En cuanto a la zona de Lindavista, cercana a Vía Vallejo, el precio por metro cuadrado de los departamentos nuevos era de 16,869 pesos en junio de 2015, para marzo de 2017 llegó a 29,191 pesos.

“Con la llegada de un nuevo centro comercial se detona un proceso tendencial de desarrollo urbano, edificación inmobiliaria y consolidación de la zona”, explicó Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

“La plusvalía acelera el proceso de compraventa y las transacciones. Lo que estimula el ciclo inmobiliario de la zona. Esto permite renovar parque habitacional al fin de su vida útil o desarrollar nuevos servicios de innovación”, añadió.

“Generalmente la plusvalía que se genera sin tener la influencia de un centro comercial en la Ciudad de México ha sido de alrededor de 8% al cierre de 2016, pero con una influencia directa en ciertas colonias céntricas que puede estar en el orden de un 17 hasta un 20% en el costo del terreno”, señaló Eric O’Farril, socio director de Coldwell Banker Urbana.

Además del precio, ¿en qué me beneficia y en qué no?

En una ciudad tan grande como la Ciudad de México, se vuelve importante acceder a servicios a poca distancia de tu domicilio.

“Esto genera beneficios a la zona primaria, es decir, cinco kilómetros a la redonda, porque puedes tener muchos servicios a poca distancia, puedes ir caminando al banco, a un restaurante”, destacó Eric O’Farril.

“También existe un menor costo de traslado a puntos de interés, es decir, hay un ahorro en tiempo y de energéticos”, agregó en este sentido, Leonardo González.

“Además, existen nuevos puntos de interés en la zona, que se apuntalan como la tendencia de uso de espacios públicos y socialización”, indicó el experto.

Sin embargo, en muchos desarrollos de tipo comercial, los vecinos de las zonas aledañas muestran su preocupación por el aumento del tráfico o el posible desabasto en el suministro de agua.

“Entre las desventajas se encuentra la oposición vecinal derivado del posible bloqueo a los accesos de la zona y uso excesivo de insumos como agua. También existe una atracción de población flotante, con una menor vinculación a la zona, que pueden derivar en delictividad y la posibilidad de que la obra por normatividad quede suspendida o inconclusa”, explicó González.

Eric O’Farril destacó que generalmente los desarrolladores buscan avenidas con buena circulación y zonas con una alta densidad poblacional, además se realizan estudios para que el centro comercial pueda operar.

“Cuando se hace un nuevo centro comercial en alguna colonia, se llevan a cabo muchísimos estudios: estudios de impacto ambiental, estudios de agua y siempre se mejoran condiciones, por ejemplo, vialidades, entradas y salidas”, concluyó el directivo.

Facebook Comments

Deja un comentario