News

Adolescente es acusada de homicidio tras matar a su violador en Tasqueña

Itzel, de 15 años, fue violada el 1 de junio cuando se trasladaba de la escuela a su casa en las cercanías de la estación del Metro Tasqueña.

La joven fue interceptada en su camino por un hombre de aproximadamente 30 años de edad, quien la amagó con un cuchillo, la arrastró hasta un bajopuente y la violó en repetidas ocasiones, sin que ninguno de los testigos de lo sucedido hiciera algo por impedirlo o por dar aviso a las autoridades.

Mientras era violada, Itzel hizo hasta lo imposible para zafarse de su agresor, siendo en uno de esos intentos desesperados que le clavó un cuchillo en el pecho.

“Me acabas de picar, perra”, le dijo el agresor, quien fue identificado como Miguel Ángel Pérez Alvarado.

Tras lo anterior Miguel salió huyendo del lugar, situación que fue aprovechada por Itzel para informar a una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública de lo que le había pasado, instantes más tarde se logró su arresto y ella lo identificó plenamente como su violador.

El 3 de junio, dos días después del incidente, las autoridades le informaron a Itzel y a sus familiares que Miguel había muerto en el hospital a causa de las heridas que le ocasionó, por lo que se inició una averiguación en su contra.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México le imputó homicidio doloso del propio violador.

“Lo que no entiendo es por qué hay una carpeta de investigación en mi contra, por qué dicen que están investigando homicidio cuando la víctima soy yo. A mí nadie me ayudó, me amenazó con un cuchillo, lo tenía en el cuello y me violó como 10 veces”, declaró la joven en entrevista con el periódico El Universal.

Este martes, casi un mes después, la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México ha determinado que Itzel, una adolescente de 15 años, actuó en legítima defensa y la ha exonerado de toda culpa.

“Cómo pudieron investigar a una niña que únicamente se defendió de su agresor”, se pregunta indignada la abogada de la adolescente, Karla Micheel Salas. Un mes de calvario en el que, según denuncia la letrada, la familia de ha recibido llamadas amenazantes y la presión constante de las autoridades.

Facebook Comments

Deja un comentario