News

Anthony, el niño torturado de la GAM, se reencontrará con su papá en Estados Unidos

El pequeño Anthony, de 7 años y quien era torturado por sus tíos en una casa de la Delegación Gustavo A. Madero, será enviado en los próximos días a Estados Unidos, en donde vive su padre, Pascual Castro, quien en entrevista dio a conocer que desconocía el trato que sus familiares le daban al menor.

Pascual, quien reside en San Diego, California, compartió en la plática que tuvo con Luis Cárdenas los detalles por los que él vive en Estados Unidos y su hijo lo hace en México.

Anthony nació de la relación que tuvo Pascual con la estadounidense Dawn Sanders y poco meses después las autoridades de aquel país lo mandaron a Guerrero al otorgarle la custodia a su padre.

“Soy inmigrante, soy mexicano del estado de Guerrero. El CPS de Estados Unidos me llevó al niño al Aeropuerto de Acapulco, antes de cumplir 1 año. Tenía 11 meses, yo gané la custodia y la custodia me la dieron allá”, narró Pascual, motivo por el que sus abuelos tuvieron que hacerse cargo del nuevo integrante de la familia.

“Yo lo dejé con mis padres y me vine a Estados Unidos porque necesitaba trabajar. Ya cuando cumplió tres años fue al kínder allá en mi pueblo en Guerrero, pero yo quería que él estudiara en la Ciudad de México porque ahí hay colegios de kínder que llevan una hora o dos horas de inglés”, relató el padre de Antony.

Esa decisión fue la que llevó al menor a vivir con sus tíos, siendo los causantes del sufrimiento y la tortura que Anthony vivió en los últimos años de su vida y que lo llevaron a manos de las autoridades de la Ciudad de México, quienes en estos momentos están a cargo de su custodia.

A pesar del maltrato que recibió, Pascual confía en que en las próximas dos semanas pueda reencontrarse con su hijo, tal y como se lo hizo saber un congresista de San Diego, quien se comprometió a hacer hasta lo imposible para volverlos a unir.

“El congresista de aquí que hizo el movimiento para ver el problema de Anthony me dijo que en dos semanas el niño está en el condado de San Diego”, dijo el esperanzado padre, mientras que su expareja también se mostró conmocionada por lo que vio en las noticias.

“Yo sé que no fui muy buena esposa, pero nunca fui una mala mamá. Lo siento por no ser una buena esposa, mis hijos no deben pagar por eso”, dijo Dawn Sanders en entrevista con Univision.

Facebook Comments

Deja un comentario