News

La columna: Sheriffs ciudadanos…

¿A poco ninguno de ustedes soñó con ser policía? Y no hablo de esos panzones (que los hay), corruptos (que los hay) o flojos (que… vaya sorpresa, también los hay) sino de aquellos que en teoría, al menos en cine y televisión, podían hacer la diferencia.

Yo sí. Muchas veces y, confieso, aún lo añoro. Pero no por sentirme John McClane en Duro de Matar o Poncharelo de Patrulla Motorizada. Lo mío tiene que ver más con los pequeños delitos que, creo, hacen la diferencia.

Y si no, imaginen que por un momento la entrada de la clínica del IMSS, la de Eje 7 y División del Norte, estuviera libre de carros.¡Ningún auto estacionado… en lugares prohibidos! O qué tal que sobre el mismo Eje 7, después de Universidad, lográramos que NADIE invadiera el carril exclusivo de camiones o ciclistas. Suena bien, ¿cierto?

Policía Federal

Lo curioso es que nada sucede. Se hacen denuncias, formales o en Twitter, la policía dice que acudirá y en una de esas sí van y quitan a los faltosos para que 30 minutos después regresen.

Todos los negocios de División del Norte se cuecen aparte. Se han apropiado de un carril para sus maniobras de “carga y descarga”. ¿Y los ciclistas?, bien gracias. ¿Y el congestionamiento inevitable?, bien gracias. Es la ley de selva.

Ya ni siquiera hablamos de los miles de taxis con placas en eterno trámite o sin placas del todo, de quienes juran que poner las intermitentes de su auto les concede una licencia automática para detener el vehículo donde les venga en gana o de aquellos que tiran basura a la calle sin el menor pudor.

sexypoliciaculiacan.jpg

Insisto, pequeños detalles. La gente lo hace (hacemos) porque sabemos que nada pasará. No hay castigo, no hay consecuencias. El policía sirve para agilizar el tránsito en los semáforos y ya. Olvidemos de verlos recorrer las calles en busca de delitos. Ese, al parecer, no es su trabajo.

¿Y si los ciudadanos nos sumáramos? Estoy seguro que lograríamos más. Mucho más.

Facebook Comments

Deja un comentario