Cuántas veces no hemos visto un camión que lleva diferentes muebles, entre ellos salas, las cuales parecen ser una ganga y a primera vista podrían pasar por un material de buena calidad, pero ni te imaginas de que están hechas.

Como muchos tenían la duda, una mujer se dio a la tarea de comprar una de estas salas, sólo para gastar su dinero y darse cuenta que el sillón está relleno de toallas sanitarias.

Así que la señora tomó un cuchillo, rompió su lujosa adquisición y descubrió lo peor…

Facebook Comments

Deja un comentario