La Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México determinó suspender, por única ocasión, la realización de la verificación vehicular durante el primer semestre del 2018, siendo hasta el mes de julio que se retomará con normalidad.

La decisión de las autoridades se debe a la instalación de los diversos equipos con los que contarán los 55 verificentros autorizados para realizar las pruebas de emisiones contaminantes y así determinar el tipo de calcomanía que se le otorgará a los vehículos.

Los vereficentros autorizados contarán con nuevo equipo para la medición de emisiones contaminantes y partículas ultrafinas, dinamómetros y equipo para realizar pruebas físico-mecánicas.

La medida adoptada solo aplica para vehículos con matrícula de la Ciudad de Mexico y entrará en vigor desde el 1 de enero hasta el 30 de junio del próximo año.

Los vehículos de otras entidades con Programas de Verificación Vehicular Obligatorio, como el Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Guanajuato y Michoacán, deberán portar el holograma vigente otorgado por medio del Programa de Verificación Vehicular de su entidad para poder circular.

A partir del 1 de julio del 2018 se retomará el servicio de verificación con los vehículos con engomado amarillo, terminación 5 y 6, los cuales serán verificados en los meses de julio y agosto.

En agosto y septiembre tocará el turno al engomado rosa, terminación 7 y 8; en septiembre y octubre al engomado rojo, terminación 3 y 4; en octubre y noviembre al engomado verde, terminación 1 y 2; mientras que en noviembre y diciembre al engomado azul, terminación 9 y 0.

Facebook Comments

Deja un comentario