La zona de Coapa, una de las más afectadas por el sismo del 19 de septiembre, aún no logra recuperarse del todo, tal y como sucede con sus negocios, en donde algunos todavía permanecen cerrados, sufrieron pérdidas totales o vieron reducidas sus ventas de forma drástica.

Lidia Arciniega Álvarez, vicepresidenta de mujeres empresarias de la Asociación Latinoamericana de Micro, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme), habló, en entrevista con el periódico Excélsior, acerca de la situación que viven en la actualidad los comerciantes de la zona.

Arciniega Álvarez relató que cerca de 500 negocios resultaron afectados tras los sismos, mientras que los que permanecen abiertos han registrado una disminución del 40% en sus ventas, registrándose hasta el momento pérdidas por más de 100 millones de pesos.

La líder empresarial detalló que los comercios afectados se concentraban principalmente en Galerías Coapa y en una pequeña plaza que se ubicaba en la esquina de Calzada del Hueso y Miramontes, la cual quedó reducida a los escombros.

Arciniega relató que aún no hay fecha para que Galerías Coapa reanude operaciones, pues, hasta el momento, sus propietarios no han manifestado interés alguno en iniciar las labores de reconstrucción.

La decisión de estos dos centros comerciales afecta directamente las ventas de los pequeños comercios que se encuentran en la zona aledaña, pues ya no reciben la cantidad de visitantes que tenían cuando estas dos plazas estaban abiertas al público.

“Sería muy importante que las grandes empresas permanezcan y participen en la reactivación de la zona, junto con los demás locatarios, porque además ellos tienen el capital para hacerlo. Después del temblor, la zona de Coapa dejó de ser atractiva para el comercio”, declaró la líder empresarial, quien confía que la reconstrucción de ambas plazas se produzca durante el segundo trimestre del año.

Cabe recordar que antes del sismo se inició la remodelación de la zona de cines y restaurantes de Pericoapa, por lo que esos negocios, la mayoría franquicias, también se encuentran cerrados en la actualidad.

A pesar de que la situación parece difícil para los pequeños comercios, Arciniega Álvarez compartió algunas de las medidas que se buscarían adoptar para que esas fuentes de trabajo no se pierdan, como la realización de campañas para regresar a la zona la actividad económica, el turismo y el comercio, así como buscar negociar con los dueños de los locales para ver de qué manera pueden ayudar a los negocios pequeños.

Facebook Comments

Deja un comentario